Arte y curiosidades

10 cosas que decir a alguien con depresión

Tener una persona de apoyo con quien hablar cuando se siente deprimido puede ayudar a aliviar un poco los síntomas. No hay palabras mágicas que hagan que alguien se sienta mejor y puede ser difícil saber qué decirle.

Evitar el tema es la peor táctica. Ya que hace sentir como un extraño a la persona que la padece, esto puede hacer que se aíslen y se aleje.

Cuando me siento impotente y molesto, es importante que me sienta cómodo, incluso cuando no puedo explicar exactamente que le siento.

Si conoces a alguien que se ocupa de la depresión, tómate el tiempo de preguntarles si están bien y diles que estás allí para atenderlos. Incluso estas pocas palabras simples pueden hacer que se sientan menos solos.

Aquí hay algunas cosas útiles para conversar con una persona que está luchando. Esto no es de ninguna manera una lista completa de lo que debe decir, son solo algunas cosas que me han funcionado.

  1. “¿Quieres un poco de espacio?”

Aunque es importante mostrar apoyo estando presente en la vida de alguien y asegurarnos de que no se están aislando, a menudo, algún tiempo solo puede ser útil para digerir cómo se sienten o simplemente recargar las baterías. Ofrecer espacio a alguien si realmente lo necesita puede ser una buena idea.

  1. “Estoy aquí para ti”

Saber que alguien está ahí cuando lo necesitamos puede ser un gran consuelo. Muchas personas con problemas de salud mental son reacias a pedir ayuda, ya que no quieren molestar a las personas con sus problemas.

Expresar a un ser querido que estás allí cuando está listo para hablar es un buen comienzo para abrir líneas de comunicación.

  1. “Te amo”

Sentirse solo, molesto e indefenso puede ser aterrador. No siempre es necesario tener la respuesta a sus problemas, ya que rara vez hay una solución perfecta. Simplemente diciendo: “Te amo”, les dice que tienen tu apoyo sin importar por lo que están pasando.

  1. “Tómate el tiempo que necesites”

Para alguien en una depresión considerada como profunda, las tareas aparentemente fáciles pueden ser abrumadoras.

Las cosas cotidianas, como ducharse o cocinar, pueden parecer demasiado difíciles de manejar, especialmente al principio del día.

La mayoría de las personas con depresión sienten que su estado de ánimo se eleva hacia el final del día, por lo que permitirles tiempo adicional para realizar estas tareas es un buen plan.

  1. “No necesitas hacer nada que te haga sentir incómodo”

Sentirse presionado para hacer algo, como situaciones sociales cuando te sientes deprimido, puede ser increíblemente molesto. Puede sentirse obligado a parecer alegre, lo que puede ser muy difícil.

Sabiendo que estos eventos pueden evitarse por el momento puede ayudar a una persona a sentirse relajada y darles tiempo para enfocarse en su propia salud. 

  1. “Todo va a estar bien”

Suena simple, pero solo decirle a alguien que todo va a estar bien puede aliviar su estado de ánimo. Cuando las personas se enojan o se frustran, a menudo saltan al “peor escenario”. Tranquilizandose suavemente y recordándoles que con poca ayuda puede mejorar gradualmente.

  1. “No creo que estés loco”

Todavía hay tanto estigma en torno a la salud mental que los pacientes a menudo se sienten marginados por tener un problema. Sentirse solo y diferente de todos los demás sólo exacerbó el problema, así que recuérdale a su ser querido que, aunque su enfermedad es real, es tratable y no hace que sean menos personas.

  1. “Eres una buena persona”

La culpa es un sentimiento que puede ser un desencadenante, así como un síntoma. A menudo las personas sienten que son malas personas porque estaban demasiado enfermas para ir a trabajar o asistir a una ocasión social.

Pero este no es el caso. No juzgamos a alguien por perderse un evento debido a una enfermedad física, ¿por qué pensarías que alguien era una mala persona por estar mentalmente enfermo?

  1. “No es tu culpa”

Como sabemos, a menudo es un problema complejo que puede tardar años en resolverse. Recordar a la persona que no puede simplemente “salir de ella” es clave; No es fácil de arreglar y no es su culpa.

 

  1. “No eres un peso o una carga para mi ni la familia”

Quien sufre depresión a menudo tienen que depender de amigos y familiares para muchas cosas; Como cocinar, limpiar y comprar.

Tenga claro que está dispuesto a ayudar siempre que pueda (asegurándose de no poner en riesgo su propia salud). Asegurarse de que se sientan cómodos pidiendo y recibiendo ayuda puede aliviar considerablemente la presión de la vida diaria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *