Arte y curiosidades

19 fotografías que solamente entenderán los que han sido victimas de la ortodoncia

¿Quién más tiene la fuerza suficiente para mejorar la apariencia de unos dientes totalmente torcidos? Todos quieren tener una sonrisa de Hollywood. Aquí te mostraremos 19 imágenes para todos aquellos que utilizaron brackets y sus ortodoncistas muestran las cosas con las que más se identifican sus pacientes por haber llevado durante algún tiempo esta indumentaria, echa un vistazo a continuación:

1. Posiblemente tengas más idea de para qué sirven todos estos aparatos que el resto de mortales que no llevaron aparato.

2. Y de todos los aparatos de tu dentista este era el más terrorífico y sigue estando en tus pesadillas.

3. Porque el tiempo que tenías que estar con esto metido en la boca se convertía en el más largo de tu vida.

4. Y luego tu dentista se empeñaba en enseñarte tus propios moldes como si fuesen una pieza digna del MoMA.

5. Aunque habías visto a muchísima gente con aparato antes siempre pensabas que tú ibas a ser la persona a la que le tocaba que le pusiesen uno así.

6. Aunque lo más probable es que al final terminase siendo algo más o menos como esto.

7. O esta magia

8. Los invisibles parecían muy buena idea… hasta que descubriste que se ponían amarillos a los dos meses y parecía que siempre tenías los dientes sucios.

9. Pero da igual el tipo de brackets, siempre tenías tu caja de cera para hacer un apaño cuando se te rompía un alambre.

10. Y tenías que acostumbrarte a lavarte los dientes con un cepillo con forma de triángulo muy muy blandito.

11. Si alguna vez se te ha roto una de estas gomas sabes lo que es el dolor.

12. Y también sabes lo que es coleccionar gomitas porque se te iban a romper igualmente.

13. Comer la mayoría de estas cosas estaba prohibido… aunque lo hacías igualmente.

14. A no ser que tuvieras una cosa de estas; entonces podías olvidarte por completo de comer chicles.

Y prepararte para sacar trozos de jamón de entre los hierros.

15. Este era el resultado cada vez que alguien te daba el más mínimo golpe en la cara.

16. En los días de tormenta intentabas no pensar en las probabilidades de que te cayese un rayo por culpa de tus brackets.

17. Te daba un poco de pena el chico del anuncio de Ausonia porque tu hablabas exactamente igual el primer día que te pusieron el aparato.

Y no hubieses ido a una fiesta ni de coña porque te dolía demasiado la boca.

18. Aunque todo daba igual en el momento en el que te quitaban el aparato y podías hacer esto.

19. Solo para enterarte al segundo de que tenían que ponerte un retenedor, porque los dientes no se quedan en su sitio por arte de magia.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.