Arte y curiosidades

¿Qué es lo que hace el bebé mientras está en el vientre de su madre?

Durante los primeros 9 meses, el feto pasa un largo camino desde pequeño embrión a un bebé y, ya en el vientre materno, adquiere algunas de las características que permanecerán con él para toda la vida: por ejemplo, se puede ver si va a ser diestro o zurdo, y qué tipo de alimentos va a preferir. Durante un período de tiempo bastante corto pasan muchas cosas interesantes con el bebé, y hoy te proponemos que acompañes al bebé desde la concepción hasta su nacimiento.

1er trimestre del embarazo
1-2 semanas
Así, un largo viaje ha comenzado. Durante los primeros 4 días, la futura persona es más pequeña que un grano de sal: su tamaño es de solo 0,14 mm. Sin embargo, a partir del quinto día, comienza a crecer, y al sexto aumenta casi dos veces su tamaño, hasta 0,2 mm. El cuarto día, el embrión “llega” a donde estará durante los próximos 9 meses, al útero, y el octavo día se implanta en su pared.

3-4 semanas

Embrión a la cuarta semana de embarazo.

Aproximadamente, en el día 20 del embarazo, ocurre un evento muy importante: aparece un tubo neural que luego se convierte en la espina dorsal y el cerebro del niño. Ya el día 21, su corazón comienza a latir y se forman todos los órganos importantes, por ejemplo, los riñones y el hígado. Los ojos aún no han ocupado su posición habitual: las burbujas, de las que luego se formarán sus ojos, se encuentran a los lados de su cabeza. A fin del primer mes, el embrión tiene un sistema circulatorio; la columna vertebral y los músculos comienzan su desarrollo.

5-6 semanas

 

En la quinta semana, aparecen las manos del embrión, aunque es muy difícil distinguir los dedos, pero sus bracitos y sus piecitos ya se doblan en las articulaciones. Es en este momento que los genitales externos comienzan a formarse, pero aún resulta imposible ver en la ecografía si es un niño o una niña. Por cierto, desde el momento de su concepción, el embrión ha crecido mucho, hasta 10 mil veces. Ya en este momento comienza a formarse su cara; los ojos, que permanecerán cerrados por un largo tiempo, se oscurecen y empiezan a parecerse más a los humanos.

7-8 semanas

Durante la séptima semana de embarazo, el feto comienza a moverse, aunque su madre todavía no lo nota, y los dedos de las manos y los pies se vuelven casi iguales a los de los adultos. En esta etapa, el embrión desarrolla los rudimentos de los dientes de leche y el sistema reproductivo, y los riñones comienzan a producir orina. A pesar de que la altura del feto es de solo 2,5 cm, adquiere sus propias expresiones faciales, párpados y la punta de la nariz se vuelve más definida.

9-10 semanas

Embrión a la novena/decima semana de embarazo.

Para entonces, el bebé ya creció bastante, su peso es de 4 gramos y su altura es de 2-3 cm. A pesar de las pequeñas dimensiones, el cerebro ya está dividido en dos hemisferios y comienzan a formarse los dientes de leche y las papilas gustativas. Desaparecen la cola y las membranas entre los dedos, comienza a nadar en el líquido amniótico y se mueve aún más activamente, aunque sigue siendo imperceptible para la madre. Es en este momento que el niño adquiere sus rasgos faciales individuales y le comienza a crecer el cabello.

11-12 semana

En este punto del embarazo se desarrollan los genitales del niño, por lo que ya se puede conocer su género en la ecografía, aunque la probabilidad de error sigue siendo alta. El niño se ve un poco extraño: tiene una cabeza grande y un cuerpo pequeño, pero su rostro ya se parece al de un adulto. Las orejas ya casi ocupan la posición correcta, aparecen las cejas y las pestañas. Los cartílagos, de los cuales consiste su esqueleto, se osifican gradualmente, aparecen nuevos vasos sanguíneos y comienza la producción de hormonas. Por cierto, el bebé ha crecido, ya mide 6 cm y pesa unos 20 gramos.

13-14 semanasResultado de imagen para Embrión a la decimocuarta semana de embarazo.

Embrión a la decimocuarta semana de embarazo.

A pesar de que la cabeza del niño es la mitad de la longitud de todo su cuerpo, la cara es más parecida a la de un adulto, y en la boca ya están formados los rudimentos de todos los 20 dientes de leche. El niño ya puede poner un dedo en su boca, pero aprenderá a chupar un poco más tarde. Debido a la formación activa de los vasos, la piel del bebé es roja y muy fina, por lo tanto, en el cuerpo aparece el vello muy fino — lanugo, necesario para preservar un lubricante especial que lo protege de la hipotermia.

2do trimestre del embarazo

15-16 semanas
Para la semana 15, el bebé crece a 10 cm y gana peso, ahora pesa alrededor de 70 gramos. A pesar de que los ojos todavía se encuentran bastante bajos, la cara ya es reconocible, además, el niño comienza a “hacer muecas”, ya que los músculos faciales están bien desarrollados. Para entonces, ya sabe cómo chuparse un dedo, y las glándulas sebáceas y sudoríparas comienzan su funcionamiento.

17-18 semanas

Y, finalmente, se forman los canales auditivos, por lo que el niño comienza a distinguir bien los sonidos y escucha la voz de la madre, además, es capaz de reconocerla. Además de los dientes de leche, aparecen los rudimentos de los molares, los huesos se forman definitivamente y comienzan a endurecerse. Por cierto, los huesos del cráneo se mantendrán móviles hasta el mismo nacimiento: mientras el bebé pasa por el canal de parto, se superpondrán entre sí para facilitar el nacimiento del bebé. Ahora, la madre finalmente comienza a sentir los movimientos del bebé, que ya mide 14 cm y pesa 190 gramos.

19-20 semanasResultado de imagen para Embrión a la semana veinte de embarazo.

Embrión a la semana veinte de embarazo.

A pesar de que los ojos del niño todavía están cerrados, ya está muy familiarizado con el espacio circundante. Además, ahora resulta posible comprender si el niño será diestro o zurdo, porque en este momento está empezando a utilizar su mano dominante de manera más activa. En los dedos del bebé aparecen las huellas dactilares, otra marca singular de cada uno de nosotros. Por cierto, el niño ya comienza a distinguir el día de la noche y es activo en un momento determinado.

21-22 semanas

La semana 21 es el momento en que un niño comienza a aumentar de peso formando grasa subcutánea. Pronto, en sus brazos y piernas aparecerán los dobleces que tienen los recién nacidos. En la semana 22 se forman las neuronas en el cerebro que estarán de por vida. Muy pronto, el niño abrirá los ojos, ya está tratando de hacerlo, y sus ojos se mueven casi como los de un adulto.

23-24 semanas

En la semana 23, el niño probablemente comienza a soñar, y su cara está tan formada que en la ecografía se puede ver qué rasgos faciales heredó. Su piel se vuelve no transparente, sus ojos se abren, y ya puede responder a la luz, es más, una luz fuerte puede asustarlo. En la semana 24, el bebé mide casi 30 cm y su peso llega a 0,5 kg.

25-26 semanas

En este momento, las papilas gustativas del bebé se desarrollan definitivamente y, probando el líquido amniótico, puede arrugarse si no le gusta. Por cierto, los hábitos alimenticios se forman exactamente de esta manera, ya que en el útero de la madre tenemos alimentos que nos gustan y los que no. Muy pronto, el niño aprenderá a pestañear y ya puede ver un poco, aunque muy borroso.

3er trimestre del embarazo

27-28 semanasResultado de imagen para Embrión a la semana 27-28 de embarazo.

Embrión a la semana 27-28 de embarazo.

Si haces una ecografía en este momento, puedes ver cómo el niño sonríe. En este momento, el bebé está estudiando activamente su cuerpo. A final del séptimo mes de embarazo, el niño desarrolla el metabolismo individual que tendrá toda su vida. El bebé ya es bastante grande: su peso alcanza 1,2 kg y su altura es de 35 cm.

29-30 semanas

El bebé la semana 30 de embarazo.

La capa de grasa subcutánea está aumentando y el bebé está cada vez más gordo y bien alimentado. Además, ya sabe llorar, toser e incluso a veces tienen hipo; esto sucede, probablemente, cuando ingiere demasiado líquido amniótico. En la semana 30, el cerebro del niño ya está tan desarrollado que es capaz de recordar e incluso analizar información.

31-32 semanas

En este momento, una persona ya tiene los 5 sentidos, y su régimen del día se parece cada vez más al que seguirá después del nacimiento. El niño escucha el trabajo de todos los órganos de la madre, conoce bien su voz, gracias a lo cual, inmediatamente después del nacimiento, puede distinguirla de todas las otras personas. El sistema inmune del bebé comienza a producir anticuerpos que lo protegerán de todo tipo de infecciones que pueden esperarlo en los primeros días y meses después del nacimiento.

33-34 semanas

Finalmente, la grasa subcutánea ya se ha formado, y el lanugo desaparece del feto. En ese momento, el niño ha crecido mucho: mide alrededor de 40 cm y su peso se aproxima o incluso supera los 2 kg. El sistema nervioso del bebé ya está completamente formado, pero los pulmones aún siguen desarrollándose.

35-36 semanas

El niño bosteza. Ecografía 3D a la 36ª semana del embarazo.

En este momento, el niño se ve casi exactamente igual a cuando nace. Todavía es bastante flaco, pero la capa de grasa subcutánea aumenta más y más intensamente. Sin embargo, su cabello y uñas ya están completamente formados, y él mismo llega a ser tan grande que casi no tiene espacio para moverse, por lo que puede moverse menos que en etapas anteriores.

37-38 semanas

Por fin, el proceso de formación del bebé ha llegado a su fin: ahora está completamente listo para el parto y las parteras consideran que es un embarazo a término. El lanugo finalmente desaparece de su cuerpo y solo ocasionalmente puede permanecer en las manos y las piernas. Dado que casi no queda lugar en el útero, la madre puede sentir que su bebé comienza a moverse más intensamente. De hecho, aumenta la fuerza de los golpes, porque los músculos del niño finalmente se formaron y se hicieron más fuertes.

39-40 semanas

Los primeros minutos después del nacimiento.

Los pulmones del niño continúan desarrollándose hasta el mismo nacimiento, y solo en el momento del nacimiento secretan la cantidad correcta de surfactante, una sustancia que evita que los alvéolos se peguen entre sí después del primer suspiro independiente. Muy pronto, el bebé anunciará su nacimiento con su primer llanto y comenzará su largo viaje por un mundo grande e interesante.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.