Salud y deporte

Vulvodinia, también llamada “depresión vaginal” sí existe y es más común de lo que crees ¿La padeces?

La mente es capaz de controlar todo nuestro cuerpo para bien o para mal. Nuestras emociones son tan relevantes para la salud física como lo puede ser una bacteria o virus.

Muchas mujeres han escuchado alguna vez el término “depresión vaginal”. La mayoría, lo atribuye a cuando una chica está despechada y por consecuencia también su vagina, sin embargo, es mucho más que eso.

De acuerdo con el Colegio de Obstetricia y Ginecología Americano, el nombre correcto es vulvodinia y se define como el dolor o molestia crónica en la vulva. Es más común de lo que se cree, según el colegio, 1 de cada 4 mujeres la ha tenido en algún momento de su vida, en mayor o menor proporción.

Tipos de vulvodinia

Hay dos tipos principales de enfermedad o condición. El síndrome de vestibulitis vulvar ( VVS ) es una respuesta dolorosa al tacto o a la presión alrededor de la abertura vaginal. La vulvodinia disestésica es generalizada y provoca dolor vulvar en cualquier parte y puede afectar a mujeres de cualquier edad.

Las mujeres con síndrome de vestibulitis vulvar sienten dolor agudo y punzante al tacto en lugares específicos en la abertura de la vagina donde se encuentran las glándulas vestibulares. Hay un punto de sensibilidad muy localizada.
La vulvodinia Disestésica es mucho menos común que el síndrome de vestibulitis vulvar. El dolor es una sensación de ardor espontáneo, a veces de toda la vulva e incluso en las piernas. A menudo se asocia con la menopausia, por lo que puede haber un componente hormonal.

La vulvodinia es causada por diferentes factores: unos físicos y otros mentales.

Causas físicas:

Permanecer mucho tiempo en bicicleta.
Cambios del PH vaginal.
Golpes.
Cambio de pareja sexual.
Falta de sexo.

Causas mentales:

Depresión.
Estrés.
Ansiedad.

¿Y cómo se trata?

Se recomienda estimular la producción de colágeno en la zona. Esto se logra consumiendo la vitamina en comprimidos. Por otro lado, mantener relaciones sexuales en condiciones muy higiénicas, pero con regularidad, también puede ser una solución. El sexo mejora el flujo sanguíneo de la zona y también estimula la producción de colágeno en la piel del área genital.

Los especialistas llaman vulvodinia a todos los malestares causados por los puntos anteriores, no obstante, a lo que popularmente se le llama “depresión vaginal”, suele suceder cuando una chica tiene problemas con “el amor”.

Cambiar de pareja sexual estando acostumbrada a una de forma regular, la inseguridad ante el sexo y la inestabilidad emocional luego de una ruptura influyen en PH de la vagina y su funcionamiento. No lubrican adecuadamente, los músculos se tensan y a veces cambia de olor. El amor es causado por las hormonas y estas afectan irremediablemente el cuerpo. Aunque no lo creas, la “depresión vaginal” existe.

¿Crees que la has tenido? Déjanos tus comentarios

Fuente: Upsocl

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *