Lecciones de vida

Nadie se presentó al cumpleaños de su nieto. Decidió tomar revancha de la manera más tierna posible

“Qué triste, sólo es un niño de 9 años que quiere tener amigos”.

El pequeño Gerald Hamilton, de Indiana, sufre una extraña condición que lo hace ser un poco más lento que el resto de los niños, a su corta edad ya ha pasado por 5 extenuantes cirugías a su cráneo. Pero eso, no le ha impedido realizar una vida normal junto a sus amigos y compañeros de escuela, razón por la que esperaba con ansias el día de su cumpleaños para poder celebrarlo con un gran grupo de niños y divertirse juntos.

Por fin estaba a punto de celebrar su cumpleaños número 9. Se encontraba muy emocionado por soplar las velas junto a sus amigos, comer torta y abrir los regalos. Su mamá se había encargado de mandar invitaciones a 30 niños para que estuvieran en el cumpleaños de su hijo, incluso se contactó con los padres para asegurar su asistencia.

Cuando llegó el gran día, Gerald no podía más de la emoción. ¡Este iba a ser su día! Pero lamentablemente ninguno de sus compañeros de clase se presentó.

Su abuela, Amelia Lara, cuenta que el momento más devastador vino cuando la mamá de Gerald sugirió que cortaran el pastel, pero el niño pidió que esperaran un poco más. Todavía esperaba que al menos una persona llegara.

Amelia estaba desconsolada, necesitaba hacer algo por su nieto. Dos días después decidió publicar lo que había sucedido en Facebook.La imagen puede contener: texto

“…Mi nieto que está en segundo grado y ha tenido al menos 5 cirugías de expansión del cráneo, es más lento que los otros niños de su clase.(…) Su madre envió 30 invitaciones a los niños de su clase(…). A las tres de la tarde (Gerald) se aseguró de que las bolsas con sorpresas y golosinas estuvieran listas para sus amigos, estaba vestido y listo para la fiesta. A las 5 p.m él todavía estaba sentado allí, sin querer cortar su pastel porque alguna persona podría llegar (…). Qué triste, sólo es un niño de 9 años que quiere tener amigos. Finalmente nadie vino, ni cartas, ni regalos. Por lo tanto, mi misión es tener tantas cartas como pueda enviar a mi pequeño. Puedes enviármelas a mí y me aseguraré de que les lleguen … esto rompe mi corazón.”

Rápidamente el post se hizo viral y fue compartido más de 4 mil veces. La buena noticia es que muchas personas conocieron la historia de este niño y decidieron enviarle cartas con hermosos mensajes de cumpleaños e incluso recibió algunos juguetes.

Fuente: Upsocl

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.