Virales

Natsumi Tsuji, la “Adorable” asesina de 11 años

Natsumi Tsuji una niña originaría de Sasebo, Japón que a la edad de 11 años se volvió una leyenda en el país nipón y en internet tras cometer uno de los crímenes más atroces a manos de una infante.

La historia de Nevada Tan

Natsumi era una chica de once años a la que le gustaban los deportes (particularmente el básquetbol), el internet, el anime, las películas y otras cosas más que calificaríamos de “frikis”. Era una alumna excelente, siempre obtenía las mejores calificaciones, y no le costaba, ya que su coeficiente intelectual era de casi 140 puntos. Fue, durante mucho tiempo antes de su crimen, una niña sana y alegre, o al menos eso parecía…

No se sabe bien hasta qué punto, pero muchos señalan que en los inicios del torcido camino que condujo a Natsumi al homicidio, estuvo su temprana exposición y afición a ficciones cuya violencia no era apropiada para personas de su edad. Dicen que adoró la película japonesa Battle Royale, en la cual se mostraba a una sociedad futurista donde los escolares, por desafiar a sus maestros, eran forzados a participar en un reality show donde se seleccionaba (como en Juegos del Hambre) al azar a un grupo de estudiantes de secundaria, y estos eran enviados a una isla desierta con un collar letal. Si se intentaban quitar el collar, morían. Junto a Battle Royale, entre sus películas favoritas también se contaba Voice, film donde la protagonista es una joven que enloquece y se transforma en asesina.Satomi Mitarai de 12 años, la víctima y alguna vez amiga de Natsumi Tsuji

 Natsumi un día entró en discusión con su amiga Satomi Mitarai (de doce años). Ambas discutían por quién era la más popular, pero Satomi llevó la pelea a otros espacios y publicó en Internet comentarios calumniosos donde afirmaba que Natsumi era “una gorda”. Eso colmó la paciencia de Natsumi, y actuó como un elemento que precipitó también la agresividad que, debido a otros problemas, Natsumi guardaba dentro de sí. Primeramente, Natsumi reaccionó aislándose más en el internet, y saliendo menos de casa, junto a lo cual también descuidó todavía más los estudios, cosa que hizo a su madre obligarla a dejar el equipo de baloncesto para emplear ese tiempo en los estudios.

Posteriormente Natsumi volvió a meterse al equipo, esta vez con el consentimiento materno, aunque después lo dejó por cuenta propia y volvió de nuevo a las bajas calificaciones. Al parecer, la niña se encontraba descolocada, auto marginada, frustrada y con una buena cantidad de enojo guardado que, como sabemos, puede estallar en el momento menos pensado… En efecto, cierta mañana Natsumi acudió a la escuela y amenazó a un compañero del aula con un cuchillo.

Le dieron una sanción disciplinaria, pero continuó mostrando una conducta agresiva por algunos días, aunque eso era solo una pequeña muestra de lo que estaba por venir. Antes del gran crimen, el primero de junio del 2004, Natsumi y Satomi se tomaron una foto que es bastante simbólica para quienes han estudiado el caso. En ella está un grupo de alumnos y, separadas y puestas una en cada extremo, se ve a Natsumi y Satomi, ambas haciendo una señal de “V” (que representa la victoria) con los dedos. Esa es la última foto que se conoce de Satomi en vida…Y es que justo el mismo día de la foto, Natsumi llevó a Satomi a una sala vacía donde le vendó los ojos, todo con actitud de amistad, y simulando que era un juego. Allí sacó un cortapapel y la degolló, dejándola tirada en el suelo, viva pero sangrante. Luego se alejó caminando, mientras Satomi expiraba, ahogada en su propia sangre… Nadie olvidaría jamás la imagen de Natsumi después de la venganza. Llevaba una falda de mezclilla, unos zapatos tenis blancos, y una sudadera gris con la palabra “NEVADA” en el pecho y un cortapapel ensangrentado en el bolsillo. En su ropa se veían manchitas de sangre que delataban un posible crimen, pero ella estaba calmada, y sonreía maliciosamente mientras bajaba las escaleras y miraba a los alumnos que la fotografiaban impresionados. Fue esta la imagen que dio la vuelta al mundo, otorgándole el sobrenombre de “Nevada Tan” o “Nevada Chan”, que en japonés quiere decir “La Niña Nevada”.Cuando el profesor vio a Natsumi con sangre en la ropa y después subió y encontró el cuerpo inanimado y degollado de Satomi, inmediatamente llamó a la Policía. En poco tiempo los agentes estaban en el lugar y ella confesó su crimen, diciendo con una mezcla de inocencia y arrepentimiento: “He hecho algo malo, ¿cierto? Lo siento, lo siento mucho”. Ya en la comisaria, se negó a comer todo lo que le ofrecieron, lloró varias veces, e intentó justificarse diciendo que había matado a su “amiga” porque esta la llamaba “mosquita muerta” y había colocado en internet comentarios falsos en que la tachaba de “gorda”.

El 15 de septiembre del 2004 fue declarada culpable de asesinato en primer grado, recibiendo la condena de nueve años de internamiento en el reformatorio de la prefectura de Tochigi. Como medida de protección, el gobierno japonés prohibió que se difundiera y publicara el nombre de la pequeña, a la cual simplemente llamaban “Chica A”; sin embargo, cierta noche un conductor de noticias de TV Fuji pronunció por accidente el supuesto nombre real de la chica: “Natsumi Tsuji” En cuanto a la chica, ya recluida, fue visitada por psicólogos y psiquiatras criminalistas, y sometida a múltiples exámenes y test. Sorprendentemente se concluyó que era una chica casi completamente sana, con un único trastorno consistente en el síndrome Hikikomori , el cual lleva a quienes lo padecen a buscar auto-aislarse para evadir las presiones del mundo exterior, entre otras cosas.

Pero, mientras Natsumi continuaba recluida en el reformatorio, una legión de “Fans” hacían de ella una celebridad.  Ella era “La adorable Nevada”, una ídolo que aparecía en mangas y animes. Inclusive se hicieron figuras de colección  y en Japón se puede conseguir hasta su versión de lego. Es fácil encontrarla en el ciberespacio. Se pueden conseguir cosplays o escuchar canciones inspiradas en ella, como Boxcutter, Baby de Love Outside Andromeda, o aquella que Fecal Matter Discorporated le dedicó “A ella y a todas las pequeñas japonesas que asesinan gente”. Por todo esto no sorprende que tras el salto a la fama mediática de Natsumi, las sudaderas grises (con la palabra “NEVADA”) de la Universidad de Nevada se hayan agotado en días…

Inclusive, aparece en un episodio de South Park y se han hecho muñecas con su imagen. Lo anterior muestra que Natsumi fue convertida en un símbolo de la rebeldía, adoptada sobre todo por frikis puesto que ella misma era una. Ella se convirtió en una especie de queja viviente, una expresión de que la ira suscitada como reacción ante las presiones ejercidas por las exigencias de una sociedad enferma y desequilibrada, puede terminar estallando en  forma del homicidio.

¿Qué te pareció este caso? ¿Ya lo conocías? Cuéntanos tu opinión

 

 

 

 

One Comment

  1. Hola

    Estuve leyendo tu artículo y hay demasiadas cosas que no sabía que me
    has enseñado, esta maravilloso.. te quería devolver el espacio
    que dedicaste, con unas infinitas gracias, por enseñarle a
    gente como yo jujuju.

    Besos, saludos

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.