Virales

El misterioso caso de la pequeña Paulette Gebara

Un 30 de marzo del año 2010 el cadáver de la pequeña Paulette fue encontrado bajo el colchón de su propia cama, en una casa en la que inexplicablemente la habían buscado sin éxito. Paulette tenía en ese entonces 4 años, hija de Mauricio Gebara y Lizett Farah, y a quien reportaban como desaparecida el 22 de Marzo en un complejo de apartamentos en el Municipio de Huixquilucan, estado de México.

“Ayúdame a regresar a mi casa. Me llamo Paulette y tengo 4 años. Tengo discapacidad motriz y del lenguaje, presento una cicatriz en la espalda del lado izquierdo, no puedo valerme por mí misma, necesito a mis papás”, decía el letrero que el matrimonio Gebara Farah usó para pedir al público, que se cautivó con el caso, que ayudaran en la aparición de la niña.

El lunes 22 de marzo del año 2010, Mauricio Gebara y Lizette Farah reportaron a su hija como desaparecida. En sus primeras declaraciones, los padres de la menor, y con otra hija en casa de nombre Lizett, dijeron que ella y las nanas de la pequeña Paulette la habían recostado. Menos de 24 horas después, elementos de la Procuraduría de Justicia del Edomex acudieron al domicilio, revisaron el lugar… ese sitio donde estaba la cama de Paulette, y no la encontraron.El 30 de marzo, peritos y personal revisaron por quinta ocasión la casa de los Gebara Farah. Ese sitio donde además de que encontraron reporteros y decenas de familiares y amigos, también se llevó a una manada de perros entrenados por las autoridades, que no hallaron a la niña hasta esa media noche. Después de un apagón en el edificio, los peritos hallaron el cadáver de Paulette, que nadie detectó, y cuya muerte oficial quedó registrada como asfixia mecánica por obstrucción de fosas nasales y compresión toracicoabdominal.A pesar de que se acusó formalmente a la madre, la principal sospechosa, en mayo del año 2010, el caso fue cerrado oficialmente y declarado un accidente.

¿Qué datos reveló la autopsia de Paulette?

“Paulette Gebara Farah, la niña mexicana de 4 años cuyo cadáver fue hallado en su habitación más de una semana después de que sus padres denunciaran su desaparición, murió por “asfixia mecánica” y sin violencia”, se leía en los tabloides de la prensa local mexicana hace 7 años. El dictamen del Servicio Médico Forense (Semefo) del Estado de México, que publicaron varios diarios, señala que la causa de la muerte fue una “compresión torácica” derivada de la posición en que quedó la niña.

El análisis forense descartó que Paulette, que tenía problemas para hablar y para mover la parte izquierda de su cuerpo, fuera víctima de violación, y apuntó que ingirió alimentos unas cinco horas antes de su muerte. Sin embargo, no determinó con precisión qué día se produjo ésta, lo que dejó abierto un espacio entre el lunes 22 de marzo, cuando se denunció su desaparición, y el 31 del mismo mes, cuando apareció el cadáver bajo su cama.Mauricio Gebara y Lizette Farah, padres de Paulette

También indicó que la menor dormía con una “tela ortopédica” sobre su boca, que se le colocaba cada noche para evitar que durmiera con la boca abierta.

Aunque el informe médico determinó que Paulette murió ‘por asfixia’ y que la pequeña no sufrió ningún tipo de agresión sexual, la autopsia no consiguió revelar la fecha y la hora exacta de su muerte, datos hasta la fecha inexistentes y que dejaron al descubierto y sin pistas la línea principal de la investigación. Además, el cuerpo de la niña “no fue manipulado después de su muerte”, y el deceso ocurrió entre la noche del 21 de marzo -fecha en la que la menor regresó de pasar unos días de descanso en la población de Valle de Bravo- y las primeras horas de la madrugada del 22 de marzo.

Los investigadores tampoco encontraron rastros de fármacos o de sustancias tóxicas en el cuerpo que pudieran haber afectado el estado de conciencia de Paulette. La conclusión es que la menor “por sus propios medios” se desplazó sobre la cama y cayó accidentalmente de cabeza entre un espacio que había a los pies de su cama, donde murió asfixiada y donde permaneció nueve días sin que lo notaran las numerosas personas que revisaron la estancia.

El cuerpo de la pequeña Paulette fue enterrado en el Panteón Francés de Legaria en la Ciudad de México.

Hubo muchas anomalías en este caso, mucha tela que cortar. Cada quien saque sus propias conclusiones. Lo único que podemos decir es lo que se encontró aparentemente en una investigación muy mal llevada a cabo y con muchos cabos por atar.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.