Arte y curiosidades

10 hechos curiosos que te ayudarán a conocer la controversial vida de Frida Kahlo

Frida Kahlo es conocida, en todo el mundo, como una de las más importantes artistas mexicanas. Ella es símbolo de feminismo, rebelión, lucha y libertad. Su vida nunca fue sencilla; siempre estuvo en una constante lucha entre sus anhelos de felicidad y los obstáculos que la vida le ponía.

Aquí te traemos 10 hechos curiosos e impactantes de la vida de la Kahlo, para que puedas entender mejor su personalidad, su recorrido por este mundo y, sobre todo, su arte.

La vida de Frida Kahlo siempre estuvo mediada por el dolor

Cuando tenía apenas seis años de edad, desarrolló una enfermedad llamada poliomielitis; enfermedad que paralizó su pierna derecha y provocó que la misma no se desarrollara con total normalidad. Toda su niñez estuvo limitada por el dolor que su enfermedad le provocaba.

En su adolescencia su eterno compañero (el dolor) vuelve a decir presente

Cuando tenía 18 años, Frida Kahlo sufrió un terrible accidente de tránsito, el bus en el que viajaba chocó contra un tranvía. En el incidente se fracturó la columna vertebral, la clavícula, varias costillas, la pelvis, la pierna y el pie derecho; además se dislocó el hombro y una vara de metal le perforó el abdomen y el útero.

Sus inicios en el mundo artístico son productos de los meses que pasó inmovilizada

Debido a la gravedad de sus heridas, Frida tuvo que pasar meses postrada en una cama. Durante este tiempo consiguió en la pintura una vía de escape al dolor y la frustración que sentía. Sus primeras obras artísticas fueron autorretratos, que dibujaba gracias a un espejo que instalaron sobre su cama y a un caballete que diseñó un carpintero, especialmente para ella, que le permitía pintar acostada.

La vida también le frustró su anhelo de ser madre

Producto del accidente que tuvo cuando era joven, el útero de Frida quedó muy maltratado, y nunca le fue posible ser madre. Lo que tal vez no sabes es que Kahlo llegó a estar embarazada en dos ocasiones; pero en ambas oportunidades abortó a la criatura, porque su útero no era capaz de soportar el desarrollo completo de un bebé.

Su matrimonio fue siempre una constante lucha

La artista mexicana se casó con el muralista Diego Rivera, quién le llevaba 21 años de diferencia. Este no fue en ningún sentido un matrimonio armonioso; en repetidas ocasiones Rivera le fue infiel a Kahlo con diversas mujeres. Pero la traición que más le dolió a Frida fue la que protagonizó su hermana menor, Cristina. Ese fue el momento en la que la pintora decidió separarse de una vez y por todas de su marido. Sin embargo, pasaron varios años antes de que se divorciaran legalmente, y luego se casaron otra vez.

Durante su vida mantuvo una fuerte impronta comunista

La afiliación con el partido comunista de la artista nunca fue un secreto. Toda su vida estuvo ligada a este movimiento, de joven perteneció a la liga juvenil comunista y de adulta siguió prestando sus servicios a esta causa en distintas organizaciones. Incluso su marido Diego Rivera formaba parte de estos grupos. Tanto era el compromiso de ambos, que durante el asilo político de León Trotsky en México ellos le brindaron cobijo en su propia casa.

Una vida sexual a la par de su controvertida personalidad

Para nadie era un secreto que Frida Kahlo defendía la libertad y la independencia en todos los ámbitos, y esto incluía por supuesto a la sexualidad. Kahlo no ocultaba a nadie su bisexualidad y entre sus amantes más célebres se contaban tanto hombres como mujeres.

Su pintura era el medio para reflejar su vida

Desde el comienzo de su carrera artística, Frida vio la pintura como un medio para representar su vida y expresar su interior. Esta fue la razón principal de que rechazara enérgicamente la etiqueta de surrealista que el artista francés Andre Breton trató de imponerle; pues ella sostuvo que “yo nunca he pintado sueños, lo que yo he representado era mi realidad”.

Su ímpetu y extravagancia era su marca característica

Durante la inauguración de su primera exhibición en solitario en México, Kahlo tenía órdenes médicas de no salir de su cama, pues estaba atravesando un grave cuadro de neumonía. Contra todos los pronósticos, y haciendo alarde de su creatividad y rebeldía, Kahlo asistió a la inauguración de su exhibición sobre su cama. Fue trasladada en la parte de atrás de un camión y entró al recinto con la ayuda de cuatro hombres que cargaban su lecho.

Su arte como tributo

Por último, queremos contarte que Frida Kahlo consideraba sus obras como algo más que solo pinturas o arte. Para ella eran verdaderos tributos, tanto a los santos como a aquellas personas que la ayudaron en los momentos que su salud decayó. Estas ofrendas son llamadas exvotos y son muy comunes en religiones de múltiples dioses.

Ahí tienes, 10 curiosidades que te ayudan a conocer un poco más a una figura tan icónica como especial. Y es que Frida Kahlo hizo de toda su vida una verdadera obra de arte.

¡Comparte!

Redacción: Planetamorfina.com

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.