Arte y curiosidades

El asesinato de JonBenét, la hermosa pequeña reina de belleza

Este es uno de los crímenes que conmovió a toda una nación y al mundo entero hace 20 años. Tras tanto tiempo de misterio e incertidumbre la cadena CBC concluyó, con grandes pruebas expuestas en un documental que Burke el hermano de JonBenét fue el responsable de la pequeña reina de belleza. Para ese entonces Burke tenía solamente 9 años.

El 26 de diciembre de 1996, JonBenet Ramsey, quien a sus seis años había ganado varios concursos de belleza infantiles en Estados Unidos, apareció muerta en el sótano de la mansión de su padre —en Boulder, Colorado— el millonario John Ramsey. Además de él, esa noche estaban en la casa su esposa, Patricia, y el otro hijo de la pareja, Burke, tres años mayor que su hermana.

La historia pronto se convirtió en manjar para los medios de prensa: por su belleza y talento, JonBenet Ramsey era una versión doméstica de Shirley Temple de fines de siglo. Aparte de los dones que natura le prodigó, la niña vivía en medio de la opulencia que los millones de su padre le permitían a la familia. No había nada que no pudiera tener.

El trágico vuelco de lo que parecía una vida perfecta ya era suficiente para eclipsar la atención mediática, pero la dificultad para identificar al perpetrador del terrible crimen y las posteriores versiones de que sus propios padres o hermano podrían estar involucrados, convirtieron el caso de JonBenet en un polvorín de alcance mundial.

Esta historia ha estado llena de extraños virajes. En 1996, el mundo creyó que el caso finalmente se había resuelto, cuando Mark Karr, un profesor estadounidense con antecedentes de abuso infantil, se declaró culpable del crimen de JonBenet. Al final, resultó ser un lunático en busca de atención.

Mientras las especulaciones iban y venían, el asombro planetario se agigantaba, pues conforme se fueron conociendo detalles como la negligencia que imperó en la investigación desde el principio, no había forma de quitarse de la retina el rostro angelical de la pequeña “miss”, cuyos retratos artísticos y sus gracejadas sobre distintos escenarios, se convirtieron en un insumo macabro para los noticiarios de todo el orbe y para la incipiente Internet.

En diciembre del 2016 se cumplieron 20 años del ominoso episodio sin que, a la fecha, la justicia haya logrado dar con el culpable.

Si bien es cierto, tanto los padres como el hermano de la niña se mantuvieron en la línea de investigación en varias ocasiones, no es si no hasta ahora que un medio del calibre de CBS concluye, basado en los criterios de expertos y en su propia investigación, que Burke golpeó a su hermana en un juego brusco o una pelea, la noche después del día de la Navidad de 1996.

De ser cierta la aseveración, efectivamente se atarían prácticamente todos los cabos sueltos y explicaría por qué los sufridos padres, John y Patricia, parecían arrastrar un sufrimiento genuino pero, al mismo tiempo, su entorpecimiento de la escena del crimen y otras inconsistencias, siempre hicieron que las sospechas recayeran sobre ellos. Sin embargo, una vez que se llegaba a ese punto, la opinión pública se volvía a sumir en la incredulidad ante el intachable comportamiento en sociedad que mantuvieron los Ramsey desde siempre, y que los ubicaba como una familia modelo en todo sentido: buenas personas, buenas costumbres, educados, adinerados y físicamente, atractivos. Inimaginable la escena de los progenitores golpeando a su hijita hasta la muerte.

En cambio, la aparición de Burke como sospechoso principal de haber provocado —probablemente, en forma accidental— la muerte de su hermanita, lo explica todo.

¿Qué opinas sobre este caso? ¿Realmente será cierta esta teoría? 

Fuente: La Nación

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *